08Abril

PSA Retail

DEL 202 AL 3008 HYBRID, LA LARGA TRAYECTORIA DE LA GENDARMERÍA FRANCESA CON PEUGEOT

Tras adquirir los Peugeot 5008 en 2021, la Gendarmería Nacional francesa acaba de formalizar un pedido de 395 Peugeot 3008 Híbridos Enchufables*. El siguiente capítulo de la larga historia de Peugeot y la Gendarmería, que comenzó justo al finalizar la Segunda Guerra Mundial.

Tras adquirir los Peugeot 5008 en 2021, la Gendarmería Nacional francesa acaba de formalizar un pedido de 395 Peugeot 3008 Híbridos Enchufables*. El siguiente capítulo de la larga historia de Peugeot y la Gendarmería, que comenzó justo al finalizar la Segunda Guerra Mundial.

A finales de los años 40, en medio de la agitación de la posguerra, la Gendarmería Nacional francesa reconstruía su parque móvil como podía; requisando coches de la Resistencia o recurriendo a lo que quedaba de la flota de vehículos del ejército. Naturalmente, los primeros Peugeot, 202, 302 y 402, formaron parte de las brigadas en cantidades limitadas ¡y casi siempre en negro! De hecho, el ahora famoso color azul de la Gendarmería no se convirtió en habitual hasta 1969/1970.

Carrocerías familiares antes de la llegada de los SUVs

A partir de los años 50, la Gendarmería Nacional francesa estructuró sus compras de equipos y comenzó a realizar pedidos de vehículos a gran escala. Este momento supone el comienzo de una dilatada historia con Peugeot, especialmente con los vehículos de la marca con carrocería familiar.

El 203 familiar fue el primer vehículo que utilizó la Gendarmería, sobre todo en las recién creadas brigadas de policía de tráfico, en una Francia que se encaminaba hacia unos años de gran auge. Después, en cada década, se incorporaron nuevos modelos familiares de Peugeot a la Gendarmería, con los 403, 404, 204, 304, 305, 504, 505 y 306... hasta la llegada de una nueva generación de vehículos capaces de combinar un espacio interior aún más práctico y generoso con un eficiente comportamiento en carretera: la Gendarmería optó por el Peugeot Expert, los predecesores de los 5008, y muy pronto 3008 Hybrid.

Las berlinas de los oficiales

Por supuesto, más allá de estos vehículos de “gran capacidad”, la historia de Peugeot y de la Gendarmería abarca a muchos otros modelos, comenzando por los exitosos 205 y 206, muchos de los cuales se destinaban a las brigadas, así como el 306, que fue utilizado sobre todo por las patrullas de autopista. Sin olvidar las berlinas 203, 403, 305 o 505 que, como vehículos de servicio reservados a los oficiales no eran del color azul de la Gendarmería, sino negros o grises.

Los modelos especiales

Como responsable de la seguridad del territorio en toda su variedad -carreteras, autopistas, montañas, campo...- y en todas partes -Francia metropolitana y territorios de ultramar-, la Gendarmería tuvo que adaptar su flota de vehículos. Por ello, tuvo que adquirir modelos especiales y, a veces, insólitos.

Algunos ejemplos son los Peugeot 405 T16 (200 CV) y 306 S16 (167 CV) de las Brigadas de Intervención Rápida que operaban en las autopistas francesas.

También los 203, 403, 404, 504 y luego 505 de la Guardia Republicana, que fueron responsables de la seguridad de la carrera ciclista del Tour de Francia. Menos famosos, pero igual de útiles, fueron una docena de monovolúmenes Peugeot 806 utilizados en los años 90 para escoltar convoyes nucleares.

Para poder intervenir en todo tipo de terrenos, incluidos los más difíciles, la Gendarmería Nacional francesa siempre ha contado con una flota de vehículos 4X4. En los años 80 la Gendarmería siguió el ejemplo del ejército francés y optó por los Peugeot P4, destinados principalmente a los escuadrones de la Gendarmería Móvil. En los departamentos de ultramar los 504 y 505 familiares 4X4 preparadas por Dangel permitían a los gendarmes circular con soltura por las peores pistas. Finalmente, en 2004, se entregaron a determinadas brigadas algunos ejemplares muy especiales del 206 con tracción a las cuatro ruedas preparados por FAM.

Desde los años 40 los Peugeot se utilizan para transportar a los hombres y mujeres de la Gendarmería, ¡y también a sus animales! Acondicionados como furgonetas, los Peugeot J7 y, más tarde, los Expert, se emplearon para transportar los caballos de la Guardia Republicana. Las brigadas caninas podían contar con los Peugeot 203 y después con los 504, antes de que llegasen los Peugeot Partner, Boxer o Bipper, considerados más prácticos que un turismo convencional con carrocería familiar.

¡Una larga historia! Los gendarmes de los años 50, que recorrían las carreteras con su noble 203 familiar (42 CV, caja de cambios manual de 4 velocidades, 120 km/h de velocidad máxima y 8 l/100 km), se sorprenderían sin duda de las prestaciones del 3008 Hybrid 225 eAT8 (225 CV, caja de cambios automática de 8 velocidades, 225 km/h de velocidad máxima y 1,4 l/100 km).

Más información sobre la estrecha relación entre Peugeot y la Gendarmería Nacional francesa en el libro “Les voitures de la Gendarmerie Nationale” de Pascal Meunier y Laurent Jacquot, publicado por E-T-A-I.